Cómo promocionar una aplicación una vez subida a las stores y la optimización de la misma requiere en primer lugar una estrategia definida y en segundo lugar, tener un conocimiento de qué elementos hay que trabajar con cuidado. Las técnicas ASO (App Store Optimization) o también conocidas como el SEO de las apps son una parte esencial dentro de la estrategia global de App Marketing que explicamos en el último workshop realizado en la UPC.

En resumen, el objetivo de las técnicas ASO es conseguir aparecer entre los primeros resultados de búsqueda cuándo un usuario busca a través de la store y ser así descubierta por nuestro target objetivo. Aparecer en las primeras posiciones del ranquin de las stores es clave ya que cuándo más arriba está una app, más visibilidad consigue y por consecuencia más descargas recibe.

Canales descubrimiento appsUn estudio realizado por PickASO, Tribal Worldwide Spain e IAB Spain determina que un 63% de los usuarios encuentra las apps a través de las tiendas de aplicaciones, así que si no realizamos ASO estamos dejando de lado seguramente el canal más importante a través del cuál nuestra app puede ser instalada. Eso no implica que podamos olvidarnos del resto de canales como por ejemplo, las redes sociales, ya que, estas también tienen un gran impacto y difusión en el posicionamiento de la app.

Igual que cuándo estamos en el proceso de conceptualización de la app, debemos pensar en las plataformas cómo dos productos distintos, a la hora de empezar a aplicar las técnicas ASO tenemos que saber en qué tienda la vamos a promocionar, Google Play para Android o App Store para iOS. Aunque existen pocas diferencias entre ambas hay ciertos detalles importantes que hay que tener en cuenta.

Empezamos con los famosos factores on-metadata:

  • App Name. El nombre de de la aplicación es uno de los elementos claves que influyen en el posicionamiento de una app. En el caso de Google Play sólo disponemos de 30 caracteres. El nombre debe ser breve, descriptivo pero sobretodo atractivo. Es aconsejable que incluya también las keywords más relevantes también para la App Store. En iOS tenemos más margen de maniobra, ya que los caracteres en este caso son 255.
  • Descripción de la App. Un buen copy que describa el servicio o producto. La descripción debe intentar convencer o atraer al usuario para que se descargue la app ya que es un elemento de marketing muy potente. En este espacio debemos ir jugando siempre con las keywords pero sin abusar, ya que sino puede ser penalizado. Google Play permite 4.000 caracteres.
  • KeyWords (palabras clave). Todo aquel conjunto de palabras clave que resultan vinculantes, descriptivas con la aplicación. La selección debe ser estratégica. Además, conocer las necesidades y comportamiento de nuestro usuario nos ayudará a definir estas palabras clave. Apple recomienda utilizar keywords únicas y no genéricas. Por lo contrario, Google avisó hace un tiempo que el uso repetitivo de palabras clave en el nombre o en la descripción puede provocar una mala experiencia de usuario y por lo tanto, pueden llegar a “banear” la app sin pre aviso.
  • Categorías. Un 34% de los usuarios encuentra las apps a través de las Top categories. Eso es un dato relevante a la hora de definir el la categoría en la que queremos posicionar nuestra app. La App Store da la posibilidad de tener la app en dos categorías, una principal y otra secundaria. Por lo contrario, Google Play sólo deja hacerlo en una.
  • Icono. En este caso entra en juego el diseño. La importancia del diseño en el desarrollo de una app es cada vez mayor y aún lo es más en su icono. El icono es vital dentro de las técnicas ASO ya que es uno de los elementos que más influye en las descargas. Este debe ser el mismo para todas las tiendas. Otra estrategia, podría confundir al usuario.
  • Screenshots. Si con la descripción ya estamos contando al usuario que se va a encontrar, con las capturas de pantalla aún más. Mostramos directamente cómo es la app a través de imágenes. Google Play permite subir 7 capturas de pantalla y App Store 5.

En el caso de Google Play y volviendo a las redes sociales, cabe destacar que todas las apps disponen de un botón de +1 para “puntuar” dicha aplicación. Una acumulación de +1 indica no sólo la aprobación de los usuarios, sino que les genera confianza. Muchas empresas ofrecen ya compras masivas de +1. Cuidado con este tipo de prácticas ya que pueden ser penalizadas.

Los factores off-metadata. Factores que no están incluidos dentro de las técnicas ASO pero que también tienen un gran impacto en el posicionamiento de una aplicación móvil.

  • Número de descargas. Una de las luchas más feroces entre las apps es el número de descargas, ya que esto determina la posición en el ranquin que vas a ocupar. Cuántas más descargas tiene la app, más arriba va a posicionarse y eso implica más visibilidad y descargas. Nosotros lo hemos llamado el círculo vicioso.
  • Valoraciones de la app. Un indicador clave para los usuarios a la hora de decidir instalarse una app. Aquellas que dispongan de muchas valoraciones con una buena puntuación, tienen más posibilidades de ser descargadas.
  • Comentarios. Siguiendo la regla de las valoraciones, aquella app que tenga pocos comentarios o bien sean negativos va a generar un efecto negativo en aquel usuario indeciso provocando que no se descargue la aplicación. En este sentido, hay muchas técnicas para conseguir de manera “orgánica” comentarios de los usuarios.
  • Linkbuilding. Al igual que en posicionamiento web, los enlaces de otros sitios que nos redirigen a la app aporta notoriedad. Cuántos más enlaces con mucha notoriedad lo hagan, mejor será el posicionamiento.

Recommended Posts

Leave a Comment