El pasado viernes 31 de julio tuvo lugar nuestra primera Cibernárium SlashFriday, nuestras sesiones formativas de los viernes patrocinadas por Barcelona Activa. En esta ocasión, focalizada en la Gestión del talento en la era de la Inteligencia Artificial.

Durante la sesión, nuestro CEO, Emilio Avilés, dio un repaso a la historia de la tecnología y al surgimiento de esta nueva tendencia destacando que hace 10 años existían una alta demanda de soluciones mobile en el mundo con 10 millones de dispositivos y que, ahora, el mercado es más heterogéneo por la irrupción de nuevas tecnologías como IOT, Ciberseguridad, Big Data o Inteligencia artificial, entre otras, y, según él, es ésta última la que se instaurará como driver del mercado en los próximos 10 años.

Asimismo, se habló de los tipos de Inteligencia Artificial distinguiendo:

– Redes neuronales artificiales: sistemas que permiten la automatización de actividades.
– Sistemas expertos: sistemas que incluyen un componente racional que intenta emular al pensamiento lógico de los humanos.
– Robótica: sistemas que actúan imitando nuestro comportamiento pero sin pensar por ellos mismos.
– Agentes inteligentes: sistemas que actúan con lógica humana.

Entre los beneficios más destacados vimos como la Inteligencia Artificial permite:

– Aumentar las ventas
– Reducir los costes
– Aumentar la productividad
– Captar no sólo clientes sino también talento
– Fidelizar a los mismos clientes así como a los empleados
– Innovar

El bloque de la sesión titulado por Avilés como RRHH 4.0, se centró en cómo las herramientas con Inteligencia Artificial nos ayudan a la hora de captar talento.

En este sentido, recalcó el déficit de talento que existe en la actualidad, sobre todo en los perfiles de IT y cómo las empresas están aumentando sus presupuestos de costes salariales en más de un 50% para poder captar y fidelizar a una generación caracterizada por:

– Un deseo de progresión constante
– Una necesidad de identificación con la empresa
– Una exigencia de comunicación y transparencia
– Unas normas de compensación (salario, clima laboral, carga de trabajo, etc.)

Ante esto, el reto de las empresas ante la aceleración digital es transformar sus procesos, herramientas y también su forma de captar talento.

Los sistemas digitales de los departamentos de RRHH han ido experimentando en los últimos años una cambio en las herramientas que le permitían ser más ágiles gracias a la automatización, no obstante, ya desde hace tiempo también es necesaria la incorporación de sistemas de compensación y herramientas que permitan una medición del engagement del empleado.

Desde el punto de vista de la captación existen cuatro grandes retos:

– Agilidad: ser ágiles en un mercado volátil
– Capilaridad: sin la tecnología habría muchas menos herramientas donde buscar
– Tarifas contenidas: por la competitividad del mercado
– Expertise: entendiendo los cambios y las skills que necesitamos

A la hora de captar talento, todas las empresas tienen una o varias necesidades comunes:

– Rapidez: necesitan una incorporación rápida
– Volumen: necesitan incorporar un equipo amplio
– Deep tech skills: necesitan a un perfil con conocimientos muy concretos o específicos

Según la necesidad o necesidades que tenga una empresa a la hora de captar se valdrá de una u otra herramienta para hacerlo y es aquí donde la Inteligencia Artificial puede simplificar ese proceso de captación así como el proceso posterior de fidelización del talento con:

– Recogida de datos para ser ágiles
– Automatización
– Predicción en la evaluación de los candidatos
– Actuación con Inteligencia Cognitiva. Ésta es la parte más útil (la toma de decisiones) y son las herramientas más necesarias.

Si queréis podéis ver la presentación completa aquí.