No mirar el reloj. Cero prisas. Verano. Vacaciones. Relax. Playa o montaña. El pueblo. Aperitivo en el chiringuito. Agosto es sinónimo de todo ello. Pero eso no significa que tengamos que parar, solo ir a otro ritmo. Y es que agosto (o el verano en general) es una época fantástica para hacer eso que querías hacer durante todo el año pero a lo que no has podido dedicarle todo el tiempo que te gustaría. Hoy hemos preguntado al Slashteam en qué nos recomiendan invertir ese ratito de lectura en la playa y esto es lo que nos han contado.

Y vosotros ¿cómo vais aprovechar el verano?