Skip to main content

En alguna ocasión ya hemos hablado de la importancia de tener un plan de QA. Hoy nos vamos a centrar en algo que, probablemente nunca se te había pasado por la cabeza: qué es el QA visual y porqué es importante. Si eres diseñador, continua leyendo, porque te vamos a contar cuánto valor tienes en los procesos de QA. Si no lo eres, te vamos a convencer del potencial de una QA añadiendo un diseñador al squad (te lo contamos al final del post). Y para ello, contamos con la experiencia y saber hacer de María Arnó, Visual y UX/UI Designer del Slashteam. 

A los diseñadores UX/UI nos encanta todo el proceso de creación. Pero nuestro trabajo no termina cuando entregamos el producto diseñado con el handoff y los mockups al equipo de desarrollo ¡Todavía hay más! Debemos poner en valor una de las tareas que posiblemente sea de las más infravalorada también por los diseñadores. Queremos hablarte de la Quality Assurance, QA para los amigos. Para los despistados, este concepto, en general, se refiere al análisis del resultado final comparado con aquello que se había diseñado. ¿El objetivo? Fácil, poder detectar los errores. 

¿Qué es QA visual?

Básicamente, podemos definirlo como el proceso de revisión que evalúa la interfaz con los estándares establecidos y con la propuesta de diseño cerrada. Debemos diferenciar entre:  

  • QA visual (el que nos ocupa hoy): se focaliza solo en los aspectos visuales del diseño, la accesibilidad, la armonía y la gráfica de la marca. 
  • QA funcional: pone su atención en los aspectos funcionales, la navegación y múltiples configuraciones.   

Cuando hablamos de QA Visual, no es necesario esperar a tener el producto final para aplicarla. De hecho, ayuda y ahorra tiempo si éstas se pueden ir haciendo a medida que se acaban los sprints. Así, ciertos errores detectados pueden solucionarse directamente en los siguientes bloques. Por supuesto, una QA final también le dará el resultado de excelencia que el cliente espera ya que se habrá pasado varias veces la lupa por encima y es poco probable que queden errores por detectar. Aunque solo se esté haciendo una QA visual, también se debe reportar errores que encontremos de otro estilo. Cuantos más ojos pasen por el producto, más errores podremos detectar y mejor será la solución final. 

¿Por qué es importante hacerlo?

  • Garantiza la experiencia de usuario: asegurar que la interfaz es coherente, atractiva y profesional hace que la experiencia del usuario sea positiva y se cumplan los objetivos establecidos. 
  • Consistencia: ofrecer la gráfica visual de una manera uniforme en toda la interfaz contribuye a que se pueda navegar sin problema por ella. El usuario aprende cómo son los botones, los títulos, los pop ups… Si esto va cambiando a medida que pasamos pantallas, le podemos despistar ¡Y a nadie le interesa que se le pierda el usuario por el camino!
  • Reducción de errores costosos y penalizaciones: encontrar los errores en una etapa temprana del proyecto, hace que las iteraciones sean mucho más ágiles y sin grandes costes para el proyecto. Evitar las penalizaciones de Google por no tener en cuenta ciertos aspectos de accesibilidad o diseño, también es un buen motivo para darle la importancia que merece la QA visual.
  • Notoriedad de la marca: que la marca se vea sólida y sin errores visuales fortalece la imagen de marca, transmitiendo confianza y profesionalidad. Este factor es importantísimo en el sector ecommerce, por ejemplo, donde todavía hay cierta resistencia a la compra online por miedo a estafas. Si hay errores o descuadran cosas, la fiabilidad de la interfaz cae en picado y no se van a cumplir los objetivos de ésta. A la vez, la visión del público hacia esa empresa va a verse dañada.

¿Por qué es importante integrar un diseñador el equipo de QA?

Parece que hacer revisiones de este calibre es mucho trabajo. Y la verdad, no te vamos a engañar, lleva su tiempo. Pero si eres diseñador, tienes interiorizado las bases del diseño y el ojo crítico acostumbrado a trabajar, seguro que tu feedback va a ser más potente que el de cualquier otro. Si además, eres el creador de ese producto estarás muy familiarizado con su diseño, y detectar errores va a ser casi automático. 

Como va a ser obligatorio navegar por la interfaz, sé buen compañero y reporta todos los errores que te encuentres, aunque no sean de tu campo. Ayuda a tu compi copywritter al que se le ha colado una faltita ortográfica o si un enlace da error tu socio developer te agradecerá que se lo compartas lo antes posible (parecen raros pero son buena gente). No olvides que el trabajo en equipo siempre es mejor. 

Y ahora, ¿Cómo debemos llevar a cabo, paso a paso, un proceso de QA visual? Esto, te lo contamos otro día, que tiene miga el asunto.