img_secundaria_brifing_granNo es lo mismo elaborar un briefing para una agencia de comunicación, una empresa de diseño o una empresa tecnológica. Por ello, especificamos cómo sería para nosotros, de una forma sencilla, el briefing ideal:

Un briefing debería empezar con la descripción del proyecto. Anteriormente ya habíamos identificado las distintas estrategias para entrar en el sector mobile y, una vez seleccionada la más adecuada para la empresa, la forma de conceptualizar la app según las distintas posibilidades de desarrollo. Por ello, llegados a este punto en el que la empresa contacte con el equipo de desarrollo el proyecto ya debería estar definido.

– El primer paso, pues, vendría dado. Se trataría de plasmar todas las decisiones tomadas anteriormente en la descripción del proyecto del briefing. Esa descripción podría responder a preguntas como ¿en qué consiste tu app?¿qué objetivos persigue la empresa?¿cual es vuestra estrategia mobile? así como preguntas entorno al modelo de negocio como la distribución, la monetización, etc. En este sentido, hay que puntualizar que existen distintas opciones para monetizar tu app.

– El segundo paso sería hacerle llegar a la empresa desarrolladora un listado de los aspectos funcionales de la app.  Dichos aspectos deben responder a la pregunta ¿qué hace la app? y deben recoger todas las características y funcionalidades.

– El tercer paso consistiría en ahondar en los requisitos no funcionales, esto es aquellos aspectos que se deben desarrollar para el correcto funcionamiento de la app aunque no supongan una funcionalidad al uso. Si los requisitos funcionales respondían a la pregunta qué hace mi app, los requisitos no funcionales deberían responder a ¿cómo lo hace? Existen aquí un sinfín de posibilidades, algunas recogidas en la infografía Posibilidades para desarrollar una app. Algunos que, obligatoriamente, deberían ser puntualizados o aclarados serían: cómo funcionará la app en  modo offline, si incorporará alguna de las características propias de los smartphones como cámara, GPS, acelerómetro, etc. si contará con notificaciones, si debe haber un diseño concreto o cómo obtendrá información la aplicación, es decir, si existe alguna base de datos, web o gestor de contenidos del cual la app se nutra.

– El siguiente paso recogería los aspectos técnicos. Es aquí donde se especificaría qué tipo de aplicación se desea y en qué plataformas aportando el máximo de información posible si hay alguna petición explícita en cuanto a tecnología a utilizar.

– Por último, se haría saber el deadline de entrega, el presupuesto del que se dispone o cualquier otra información que se considere que la empresa desarrolladora debería saber.

Además, si existe algún tipo de documentación complementaria siempre es de gran ayuda para el equipo junto con el briefing, tal como story board, wireframes, etc.

Recommended Posts

Leave a Comment