In Sin categoría

slashmobilityQue la irrupción del móvil ha revolucionado nuestro día a día no es ninguna novedad. Pero no sólo eso. También ha provocado que tanto los profesionales que se dedicaban al mundo web (y ahora también al mobile) y aquellos clientes que podían utilizar estas tecnologías en beneficio de su negocio hayan tenido que adaptarse a esta nueva realidad y hacer frente a un sinfín de nuevos términos que no siempre tenemos muy claro qué son. Hoy, nuestro SlashBoy Kike Caballer, pone un poco de orden y arroja luz aclarando conceptos y diferencias entre qué es una una app y una web app ¡veámoslo!

Con la llegada de los primeros dispositivos móviles, se desarrollaron una nueva gama de navegadores web adaptados para tales dispositivos: los navegadores móviles (o mobile browsers).  Un asunto a resolver con la introducción de los navegadores móviles es la gestión del contenido web y la transmisión de tal contenido. Dada la baja potencia de las redes de transmisión y los dispositivos, el contenido debe minimizarse mediante protocolos de compresión de datos (Gzip, por ejemplo) y adaptarse los mensajes enviados a estos dispositivos con nuevas arquitecturas (Servicios REST, por ejemplo).

Fruto de la gestación de estas arquitecturas, que facilitan el uso de contenido web en dispositivos móviles, aparecen lo que se denominan las mobile apps, las hybrid apps y las web apps, que tratan de proporcionar contenido online de la manera más óptima y funcional. Pero ¿cuál es la diferencia entre ellas?

Una mobile app es toda aquella aplicación desarrollada expresamente para ser instalada en un dispositivo móvil, y que se desarrolla mediante los lenguajes de programación denominados nativos:

  • Objective-C y Swift para iOS
  • Java para Android y BlackBerry
  • C# para Windows

Como consecuencia del desarrollo de estas aplicaciones, unido al auge y el incremento del potencial de la tecnología web, surgen las denominadas aplicaciones híbridas multi-plataforma. También conocidas como  hybrid apps, se basan en que dentro de una mobile app podemos ejecutar un navegador web móvil, por lo que se puede usar tecnologías web (HTML, Javascript y CSS) para mostrar el contenido al usuario. Sobre cuándo es mejor desarrollar una mobile app nativa o una aplicación híbrida multiplataforma, ya hemos hablado en otras ocasiones. En resumen, diremos que debemos tener en cuenta tres criterios: limitaciones de cada tecnología, coste y experiencia de usuario.

El último tipo de aplicaciones son las webapps, un término que suele confundir bastante y que en esencia son aplicaciones desarrolladas mediante tecnologías web y que residen en un servidor.

Y si tienes una web ¿qué ocurre con ese contenido? los navegadores móviles hacen posible la conexión al contenido online de una manera optimizada para ser visualizada en tales dispositivos. Además, hacen uso de nuevos lenguajes y tecnologías (como el WAP 2.0) que específica un estándar de lenguajes para ser usados en estos navegadores. A partir de esta evolución en los navegadores, el contenido web tuvo de cambiar , ya que la potencia y características de los dispositivos móviles y de las redes de conexión inalámbricas no estaban equiparados para tratar el contenido que se servía a los navegadores de escritorio.

Hoy en día, la gestión del contenido que se ofrece a los diferentes tipos de navegadores web es distinta, y la programación de los sites debe ser capaz de detectar y adaptar este contenido para cada tipo de dispositivo. A continuación vemos un ejemplo: home de la Wikipedia vista desde el navegador móvil (izquierda) y desde el navegador de escritorio (derecha). slashmobility

Por su parte, un diseño adaptive es aquel que, además de mostrar todo el contenido dentro de la pantalla como el responsive, lo dispone o adapta de una manera optimizada para la resolución del dispositivo que visualiza el contenido, sea un smartphone o tablet. Así, dadas unas dimensiones marcadas para cada tipo de dispositivo, el contenido se modifica y posiciona de modo que el usuario disponga de una visualización lo más óptima posible. A continuación podemos ver la diferencia entre ambos. Diseño responsive (arriba) versus diseño adaptive (abajo).

rwd-vs-adapt-example

Esperamos haber arrojado un poco de luz en la oscuridad que para alguno de vosotros puede suponer este enjambre de términos. Para los que aún os queden dudas o queráis confiar en nosotros para desarrollar tanto apps nativas como hybrid apps (ahora que ya sabéis bien qué es cada cosa) ¡contad con nosotros! 

Recommended Posts

Leave a Comment