ui-ux-cx-slashmobilityPara lograr la excelencia a la hora de crear una aplicación móvil debemos centrar nuestros esfuerzos en el diseño UI, UX, y CX. Pero sabemos que es habitual que estas siglas generen cierta confusión. Por eso, nuestra experta en UX/UI design Izaskun Saez, nos aclara estos conceptos para conocer qué abarca cada uno de ellos.

Idear y diseñar una aplicación única y exclusiva es una tarea complicada. Es habitual encontrar varias aplicaciones móviles para resolver una misma tarea, pero no todas satisfacen las expectativas del usuario final en al misma medida. Para lograr esta satisfacción se deben tener en cuenta aspectos como: la plataforma para la que se diseña (iOS, Android, Windows Phone), la navegabilidad de la app, la implementación de un look and feel acorde a la marca y un servicio al cliente que cubra todas las fases.

UI: USER INTERFACE

El diseño de interfaz de usuario es la traducción visual de todos los elementos de la app con los que el usuario interactuará directamente. En otras palabras, es un compendio de todo lo que el usuario recibe como feedback visual. Incluye por tanto el diseño de los botones y campos de formularios, así como el uso que hagamos de la paleta de color, los copys e interacciones o transiciones dentro de la aplicación, entre otros muchos elementos. No debemos olvidar que cuando hablamos de user interface debemos incluir no sólo los aspectos visuales sino también los auditivos. Un claro ejemplo de esto último sería la voz de una aplicación de GPS.

Se suele decir que una buena interfaz de usuario es aquella que es invisible y se enfoca a la usabilidad de la app. Pero cuidado, es importante matizar esta afirmación. Cuando hablamos de diseño invisible, hablamos de diseño que no genere ruido ni distracción en la consecución de tareas. Los mejores ejemplos de UIs optimizadas son aquellos en los que se genera y fortalece la imagen de marca sin dejar de lado la usabilidad.

UX: USER EXPERIENCE

El UX designer se encarga de velar por la satisfacción final del usuario. Para ello, examina si la aplicación que se ha creado cumple y cubre las necesidades para las que fue creada. Se pregunta ¿Cómo puedo hacer esto más fácil para el usuario? ¿Cómo puedo crear usuarios felices a través de una experiencia de uso inolvidable?

Un diseñador que desee orientarse hacia la UX design debe desarrollar su capacidad creativa y crítica para ofrecer las mejores soluciones de diseño. Y hará esto no sólo desde un punto de vista constructivo, sino también el disruptivo con el fin de aportar su conocimiento tanto enmarcado dentro de guías de estilo y formas de uso de las plataformas habituales, como para tener la capacidad de salirse out of the box y ofrecer nuevas alternativas a lo ya establecido.

Sus principios de diseño se derivan del análisis cognitivo y de comportamiento del usuario, en lugar de los valores estéticos o de composición, ya que ese terreno es el campo de  juego de un diseñador de interfaz de usuario.

CX: CUSTOMER EXPERIENCE

img_CXCustomer experience se define como la suma de todas las interacciones que tiene un cliente con una empresa. Dichas interacciones ponen en el centro del foco la figura del consumidor en todo el recorrido de un producto o servicio.

La manera de relacionarse con el consumidor está compuesta por múltiples canales: físico, telefónico, virtual, etc. Hablar de customer experience es hacerlo desde una perspectiva de experiencia multicanal y que engloba varias etapas que van desde la sensibilización inicial de un posible cliente pasando por la experiencia de compra, hasta después del uso. Es decir abarca el pre-launch, launch y post-lunch.

Hay que tener muy presente que una buena customer experience debe implicar y fomentar la participación de todos los roles de la empresa, ya que sólo de esa forma llegaremos a una verdadera comprensión, planificación y puesta en marcha de un plan específico para garantizar la satisfacción total de nuestros clientes.

Si trasladamos esto al proceso de creación y vida de una solución digital, como es una aplicación móvil, estaríamos hablando de que el CX trata todo el proceso en el que destacamos las siguientes fases: conceptualización (donde se debe tomar la figura del usuario/cliente como referencia inicial para la toma de decisiones y soluciones a implementar), desarrollo, lanzamiento y mantenimientoSe trata en definitiva, de cubrir adecuadamente todas las fases atendiendo a los requerimientos de cada momento ya sean informativos, resolutivos o administrativos. Centrando nuestra atención e incluyendo al cliente como actor durante todo el proceso generaremos fidelización y recurrencia.

Esperamos que con este post te haya quedado un poco más claro qué es cada cosa y qué diferencias hay entre cada una de ellas.

 

Recommended Posts

Leave a Comment