Gamificando procesos de negocio“Es en el juego y sólo en el juego donde el niño o el adulto como individuos son capaces de ser creativos y de usar el total de su personalidad, y sólo al ser creativo el individuo se descubre a sí mismo”. Afirmó el pediatra francés Donald Winnicott. De esta premisa, entre otras, aparece el concepto de gamificación, que se extiende al mundo empresarial. De hecho, los datos del estudio de la consultoría Gartner, revelan que en este 2015 más del 70% de las empresas dentro del ranking de Forbes 2000 aplicarán la gamificación dentro de sus estructuras de negocio.

La palabra gamificación tiene su origen en la palabra anglosajona “game” (juego). Es la técnica de aplicar dinámicas de juego fuera de este entorno, en el con el objetivo de convertir una actividad tediosa en divertida o más dinámica y aumentar así la productividad. Hecho que podemos aplicar en el entorno laboral. Ya en la edición del año pasado del eShow, se presentó la gamificación como concepto principal. Asimismo pasaba en el MWC15.

Son muchos los objetivos que pueden llevarnos a recurrir a la gamificación: fortalecer la fidelización de clientes, mejorar una formación, aumentar las ventas, mejorar el engagement de nuestros usuarios o empleados, etc. Existen distintas mecánicas y dinámicas de juego que pueden ser aplicadas en muchos campos; marketing, educación, psicología, ventas, comunicación o recursos humanos.

Mecánicas de juego más utilizadas:

  • Puntos. Los puntos son un elemento muy atractivo para el usuario. Puede servirnos para dar recompensas o indicar un status. Pueden usarse para bloquear o desbloquear un nivel, conseguir nuevos objetivos, acceder a nuevos contenidos, etc.
  • Niveles. Indicador que otorga reconocimiento y respeto al ser cumplidos. Elemento de que aporta motivación al jugador a la hora de participar. La fijación de los niveles puede deberse a la participación, cambio de status o, al igual que con los puntos, para acceder a nuevos contenidos.
  • Premios. Recompensa que puede ser física o virtual después de haber conseguido un hito determinado. La entrega de los premios suelen ser visibles para el resto de usuarios para fomentar el reconocimiento social y aumentar la motivación del ganador.
  • Clasificaciones. Se determina en función de los puntos. Es un indicador de comparación con relación a los demás usuarios y aporta un gran deseo de aspiración.
  • Desafíos. Mecánica de juego que fomenta la competitividad de los usuarios que pueden retarse para conseguir así la puntuación más alta. El que lo consiga, recibe una recompensa. El perdedor, de lo contrario, puede recibir un castigo o bien un premio de consolación.
  • Misiones/retos. Un juego se compone de pequeños retos que consiguen que el usuario vaya adquiriendo nuevas habilidades y vaya aprendiendo a medida que avanzan por el juego. Las misiones y retos hacen sentir al jugador que tiene una meta, un objetivo que cumplir.
  • Bienes virtuales. Para conseguir que el uso del juego sea recurrente es aconsejable crear un entorno donde el usuario pueda descambiar sus puntos por nuevas habilidades o bien para comprar nuevos elementos y así customizar su identidad virtual dentro del juego.
  • Regalos. Se trata de una potente mecánica de adquisición y retención. El regalo puede ser virtual o real. El hecho de recibir un regalo de otro jugador es un elemento de motivación para volver al juego e incitar a otros usuarios.

Dinámicas de juego:

  • Recompensas. El factor principal es la obtención de puntos por realizar una o unas acciones concretas. Aunque conseguir un bien virtual o un regalo también es otro tipo de recompensa. El ser humano necesita una recompensa en aquello que realiza y si encima obtiene también el reconocimiento social, mucho mejor.
  • Status. Un gran volumen de la población tiene la necesidad de tener un status propio que sea reconocido por el resto. La mayoría de las mecánicas de juego conducen a ella.
  • Logros. La superación del mismo, provoca una gran motivación al usuario. Gracias a pequeñas acciones o esfuerzos que son prolongados a lo largo del tiempo se van consiguiendo metas. La búsqueda de nuevos logros y metas con la consecuente dificultad aumenta esta motivación. La mayor recompensa para estos jugadores es el reconocimiento de dicho logro.
  • Expresión. El hecho de tener la posibilidad de expresar la propia autonomía o personalidad. Mecánica que guarda relación con el hecho de diferenciarse, ya sea por pertenecer a un grupo determinado o por poseer una característica concreta. El uso de los bienes virtuales y la creación de un avatar pueden ser la expresión más directa de uno mismo en el entorno del juego.
  • Competición. Para muchos usuarios, la competición con uno mismo es suficiente motivación para seguir participando pero, la competición con el resto implica un mayor grado de satisfacción en el caso de conseguir un status. Todas las mecánicas de juego llevan a este deseo de competición. Para ello, es necesario establecer una tabla de clasificación, un top ten o un ranking donde los competidores puedan compartir sus logros, recompensas y niveles superado.
  • Altruismo. Realizar una acción por el bien del otro es algo que motiva a muchos jugadores y jugadoras. Eso se enlaza directamente con la dinámica de status y autoexpresión.

La clave es identificar los objetivos que persigue un proyecto, ver qué dinámicas de juego las resuelven mejor y complementar así distintas dinámicas.

 

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Responder

    Muy completo el post.
    Saludos.
    Juan Alberto

    • Mónica Pulido
      Responder

      Muchas gracias, Juan Alberto. Nos alegra que te guste 😉
      Saludos.

  • Leandro
    Responder

    Hola!! Alguna herramienta de gamificacion que recomienden?

    • Mónica Pulido
      Responder

      Hola Leandro!

      Haber, hay muchas.
      Pero nosotros recomendamos desarrollar una ad hoc para aumentar el engagement y obtener mejores resultados.

      Saludos

Leave a Comment